Firma con el Gobierno australiano un pacto para realizar el estudio de viabilidad de futuras fragatas. La empresa naval pública Navantia y representantes del Gobierno de Australia han firmado un acuerdo para la realización de los estudios de viabilidad para el programa de las futuras fragatas de la clase SEA 5000. Esta fase forma parte del concurso puesto en marcha por el departamento de Defensa australiano, que a su vez también ha alcanzado acuerdos similares con los otros dos constructores que han llegado a la fase final que determinará qué empresa se hace con el concurso, como son la italiana Fincantieri y la británica BAE Systems. Tras este acuerdo, y por un periodo de un año, la Commonwealth y Navantia trabajarán de forma conjunta, permitiendo al departamento de Defensa del país de las antípodas la evaluación de las capacidades, riesgo y otras materias asociadas a la propuesta de Navantia. Este acuerdo se enmarca dentro del anuncio que realizó el Primer Ministro Australiano, Malcolm Turnbull, por el que Navantia y las otras dos empresas constructoras de buques militares fueron seleccionadas para participar en este proceso de RRDS (Risk Reduction and Design Study). De esta manera, la empresa española se busca la vida fuera de la Península, porque dentro de ella no lo tiene fácil. José Ángel Gutiérrez [email protected]