En concreto, la rebaja hasta el grado Ba3, bono basura, y advierte que puede haber un nuevo descenso. Parece que a la agencia Moody's le gustan muy poco las finanzas de Cataluña. Este viernes, ha dado un nuevo revés a la Generalitat, al colocar su deuda al mismo nivel que la de Angola. La agencia de calificación crediticia ha rebajado la deuda a largo plazo catalana hasta el grado Ba3, en el rango de bono basura, y con perspectiva negativa. Por tanto, la ve como una inversión especulativa y de un riesgo crediticio importante. Pero la rebaja no ha sido una sorpresa, pues Moody's ya avisó el pasado 11 de marzo que había colocado en revisión la deuda a largo plazo y la cosa podría ir a peor. Ha advertido que puede haber un nuevo descenso, si el Gobierno no apoya a la región, al grado B1, donde entran instrumentos de inversión especulativa con alto riesgo, poniéndose al nivel de Etiopía o Nigeria. Moody's señala que la deuda catalana sigue al alza, pues a finales de 2015 era la más alta de las autonomías (73.500 millones), y cree que el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) por sí sólo no podrá reducirla. Mientras, como cabía esperar, el presidente de la Generalitat se ha lavado las manos y echó la culpa a que no pueden recaudar el 95% de sus impuestos, por lo que dependen del Estado. Carles Puigdemont ha insistido en que su gobierno es "poquísimamente responsable" de la situación. La tesis nacionalista es que si recaudarán sus propios impuestos, tendrían para todo. Cristina Martín [email protected]