Y en tasa intertrimestral hubo un descenso del 8% en el número de empresas concursadas Buenas señales en la microeconomía, que al final es la que importa. Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron un 26,6% en el primer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2014, hasta sumar 1.560, una de las cifras más bajas de la serie, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 148, lo que supone un descenso del 25,6% respecto al mismo trimestre de 2014, mientras que las empresas concursadas bajaron un 26,7%, hasta sumar 1.412 procedimientos de quiebra. En tasa intertrimestral (primer trimestre del año sobre cuarto trimestre de 2014), el número de deudores concursados retrocedió un 7%, con un aumento del 4,2% en el número de familias declaradas en concurso y un descenso del 8% en el de las empresas concursadas. José Ángel Gutiérrez [email protected]