Sí, el sector depende de las subvenciones. Por eso en abril, agotado el PIVE 7, sólo aumentaron el 3,2% El sector del automóvil goza de una salud excelente, como vuelven a probar las matriculaciones en mayo. Eso sí, tras volver a abrirse el grifo de las ayudas con el PIVE 8. Fue el último giño del Gobierno, en un anuncio del propio Rajoy, el que despejó la incertidumbre al respecto. Según las cifras de la asociación de fabricantes, Anfac, las ventas de turismos y todoterrenos subieron un 14%, hasta 94.030 unidades, tras el avance de sólo el 3,2% en abril, a la espera entonces del nuevo PIVE y agotado el anterior, el 7. Lo dice la propia Anfac: "Mayo ha retomado la senda de crecimiento de doble dígito, gracias al PIVE 8". Ese plan está dotado con 225 millones de euros y las ayudas se las reparten al 50% el sector y el Estado (750 euros cada uno). Los datos dejan el avance anual desde enero en el 21,7%, hasta 443.919 unidades. Rafael Esparza [email protected]