El indicador de confianza encadena cinco trimestres de tasas positivas. El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), subió un 1,8% en el segundo trimestre de este año respecto al trimestre anterior, su mayor alza desde el tercer trimestre de 2015, gracias a la mejora de las expectativas. Con este repunte de la confianza en el segundo trimestre, este indicador encadena cinco trimestres de tasas positivas. Al mismo tiempo, desciende notablemente el pesimismo de los empresarios respecto al futuro inmediato, desde el 20,1% del primer trimestre al 14,8% en el segundo. También baja el porcentaje de empresarios que piensan que su negocio marchará de manera normal, desde el 62,9% al 61,1%. Los datos del INE correspondientes al segundo trimestre apuntan a una fuerte mejora de las expectativas, ya que los empresarios optimistas sobre cómo marchará su negocio han superado a los pesimistas. En concreto, en el segundo trimestre del año el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas), se situó en 9,3 puntos, frente al saldo negativo de 3,1 puntos del trimestre anterior. Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre abril y junio de este año se ha situado en el 24,1%, cifra superior a la del trimestre anterior (17%). José Ángel Gutiérrez [email protected]