Por la peor valoración de la situación actual. La confianza del consumidor cayó tres décimas el pasado mes de mayo en relación al mes anterior, hasta situarse en 90,7 puntos, debido a la peor valoración de la situación actual, en contraste con las expectativas, que mejoraron levemente, según los datos publicados este viernes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Es el quinto mes consecutivo en el que disminuye la confianza de los consumidores. Este indicador acumula un descenso superior a los 16 puntos desde finales de 2015. En mayo, el indicador de expectativas avanzó ocho décimas respecto al mes anterior, hasta 98,6 puntos, su primer aumento en cinco meses. Sin embargo, este repunte no fue suficiente para compensar la caída en 1,4 puntos del indicador de situación actual, que finalizó el mes en 82,9 puntos. Andrés Velázquez [email protected]