Se sitúa en 96,3 puntos, por la mejor valoración de la situación actual y del futuro, según el CIS. Parece que los consumidores tenían razones para la esperanza en junio, posiblemente ante la celebración del 26-J, pues su confianza subió 5,6 puntos. Esto supone un cambio de tendencia, tras cinco meses consecutivos a la baja. De esta manera, el indicador se ha situado en 96,3 puntos, por la mejor valoración de la situación actual y del futuro, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Pero a pesar de la mejora, aún está más de 11 puntos por debajo del registrado a finales de 2015. Andrés Velázquez [email protected]