Las de residentes aumentaron un 7,5% y las de no residentes crecieron un 4,8%. Los alojamientos extrahoteleros se llevan su parte del pastel turístico. Y es que las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) alcanzaron los 131 millones en 2017, lo que supone un 5,8% más respecto al año precedente, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El incremento en 2017 se debió a que las pernoctaciones de residentes aumentaron un 7,5% y las de no residentes crecieron un 4,8%. Las pernoctaciones de los residentes alcanzaron los 49,6 millones en todo el año, con 13,7 millones de viajeros; mientras que las de los no residentes se sitúan en 81,37 millones, con 11,9 millones de viajeros. Del total de pernoctaciones en alojamientos turísticos colectivos (471 millones), el 72% correspondió a hoteles y un 28% a alojamientos turísticos hoteleros en 2017. Durante el pasado año el 60% de las pernoctaciones se realizaron en apartamentos turísticos, el 30% en campings, el 8% en alojamientos de turismo rural y el 2% restante en albergues. Las pernoctaciones en apartamentos aumentaron un 4,6% en 2017, con un crecimiento del 6,9% de las de residentes y del 3,9% de los no residentes. Los viajeros no residentes, que representaron un 64,1% del total, realizaron el 75% de las pernoctaciones en apartamentos turísticos. Andrés Velázquez [email protected]