Los seguros y los fondos de pensiones se convierten en los activos financieros que más crecen, según el Banco de España. Las Cuentas Financieras del tercer trimestre de 2016, publicadas este lunes por el Banco de España, muestran que las familias y las empresas españolas continúan su proceso de desapalancamiento al tiempo que aumentan su riqueza. Concretamente, la riqueza -diferencia entre los ahorros y las deudas- alcanzó los 1,2 billones de euros mientras que las deudas se situaron en los 772.515 millones. El Banco de España señala que la reducción de los pasivos se debe, principalmente, a la caída del crédito a largo plazo, que incluye las hipotecas. Por otra parte, los seguros y los fondos de pensiones fueron los activos que más aumentaron su peso entre los activos financieros de las familias y las empresas, al crecer un 0,8% respecto a septiembre de 2015. Por el contrario, las que más cayeron (-0,7%) fueron las participaciones en el capital. Andrés Velázquez [email protected]