Ahora bien, este proceso no justifica un crecimiento del margen de intereses tan escaso, pues cae un 4,3%. Este viernes, Ibercaja ha presentado su cuenta de resultados, arruinada por la reestructuración del Grupo Caja3 (Caja Inmaculada, Caja Círculo de Burgos y Caja Badajoz). Ahora bien, este proceso no justifica un crecimiento del margen de intereses tan escaso, pues ha caído al 4,3%. Esto se debe a que este concepto presentó unas cifras de 350 millones hace un año, pero en el primer semestre de este año ha sido de 334,8 millones. Conviene recordar que Ibercaja se gastó 34,7 millones entre enero y junio de 2014 para sufragar la reducción de plantilla (prejubilaciones, bajas pactadas e incentivadas), tras la absorción de Caja3. Mientras, el ROF ha aumentado un 106%, pasando de 10 millones a 20,6 millones. El margen bruto ha descendido un 34,7%, desde los 939,7 millones a 613,4 millones. En total, el resultado neto ha sido de 69,7 millones (-79,6%), muy lejos de los 341,8 millones de hace un año. Cristina Martín [email protected]