Ayudó a ello la subida de los precios del crudo. La petrolera británica BP ha dado a conocer sus resultados del año 2017. Y no han estado mal, pues multiplicó por veinte su beneficio: logró 2.801 millones de euros, frente a los 138 millones de euros de 2016. No le vino mal, por cierto, la subida de los precios del petróleo, que en las últimas semanas llegó a cotizar hasta 70 dólares el barril por primera vez de tres años. Además, su beneficio antes de impuestos se situó el año pasado en 5.800 millones de euros, frente a las pérdidas de 1.854 millones de euros en 2016. La producción anual aumentó en 2017 en 2,47 millones de barriles diarios, un alza de un 12 % sobre el año anterior. La facturación total llegó el año pasado a 197.377 millones de euros, un 31 % más que en el mismo periodo del año anterior. Andrés Velázquez [email protected]