Por gastos de reestructuración y pese al aumento de la facturación. La informática alemana SAP bajó en el primer semestre el beneficio neto hasta 1.189 millones de euros, un 14 % menos que en el mismo periodo de 2016. Según SAP, fue porque en el segundo trimestre subieron mucho los gastos de reestructuración y de compensación para empleados mediante acciones, tras su apreciación, lo que tuvo un fuerte impacto en el resultado operativo y neto. La ganancia operativa se redujo entre enero y junio un 23 %, hasta 1.599 millones de euros. Mientras que la facturación mejoró en el mismo periodo un 11 %, hasta 11.066 millones de euros. Andrés Velázquez [email protected]