En concreto, se ha reclamado el volcado de datos de dos mandos y un agente. Más de una decena de juzgados de toda Cataluña investigan denuncias contra los Mossos d'Esquadra por su supuesta inacción durante la jornada de votación del 1 de octubre por no haber evitado que se abrieran los puntos de votación. En ese contexto, agentes de la Guardia Civil -una comisión judicial- se han personado este jueves por la mañana en la comisaría de Ponent (Lleida) de los Mossos d'Esquadra en busca de datos y comunicaciones internas que mantuvieron mandos y agentes de la policía de la Generalitat antes, durante y después del despliegue por el referéndum del 1-O, informa El Mundo. En concreto, se ha reclamado el volcado de datos de dos mandos y un agente encargados de la coordinación del dispositivo. Andrés Velázquez [email protected]