¿La culpa? La situación actual y las expectativas. La confianza del consumidor cayó 3,6 puntos el pasado mes de octubre en relación al mes anterior, hasta situarse en 99,6 puntos. La culpa es del empeoramiento tanto de las expectativas de los ciudadanos como de su valoración sobre la situación actual, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Con el retroceso de octubre, la confianza de los consumidores lleva dos meses a la baja tras una racha de tres meses de ascensos en los que el indicador llegó a situarse en máximos históricos. Además, la confianza ha perdido en octubre la cota de los 100 puntos tras seis meses seguidos registrando valores superiores a esta cifra. El descenso de la confianza de los ciudadanos en octubre se debe principalmente al recorte del indicador de expectativas, que retrocedió 4,7 puntos en relación al mes anterior, hasta los 105,8 puntos, su nivel mínimo desde febrero. También bajó, aunque menos, el indicador de situación actual, que mostró un descenso de 2,4 puntos en octubre, hasta los 93,4 puntos, su nivel más bajo desde el pasado mes de marzo. Andrés Velázquez [email protected]