Ha presentado el correspondiente recurso de apelación ante el Tribunal Supremo este lunes. La defensa del presidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez, ha presentado el correspondiente recurso de apelación ante el Tribunal Supremo este lunes una vez que el juez Pablo Llarena le denegó la libertad provisional y el permiso penitenciario para asistir al pleno de investidura que en principio estaba convocado para hoy en el Parlament, informa La Vanguardia. El hecho de que el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, decidiera desconvocar el pleno hasta que el Tribunal de Derechos Humanos se pronunciase ha provocado que la defensa de Sànchez haya optado por agotar primero la vía judicial española antes de apelar al tribunal europeo de Estrasburgo. En su recurso, los abogados de Sànchez alegan que debería permitírsele acudir al Parlament para su investidura porque de lo contrario el tribunal vulneraría la Constitución y el Estatut y limitaría "gravemente" la democracia y la autonomía catalana. Andrés Velázquez [email protected]