Sin embargo, los empresarios pesimistas han superado a los optimistas en el cuarto trimestre. El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) aumentó un 0,2% en el cuarto trimestre de este año respecto al trimestre anterior, moderando en 2,2 puntos el avance experimentado entre julio y septiembre (2,4%), según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este repunte de la confianza en el cuarto trimestre, este indicador acumula ya once trimestres consecutivos en positivo. No obstante, en el cuarto trimestre hay un empeoramiento de las expectativas, ya que los empresarios pesimistas sobre cómo marchará su negocio han superado a los optimistas. En concreto, en el cuarto trimestre del año el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas), se situó en -1,3 puntos, frente al saldo negativo de 0,4 puntos del trimestre anterior. Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre octubre y diciembre de este año se ha situado en el 19,5%, cifra inferior a la del trimestre anterior (21%) y a la de los empresarios que opinan que su negocio evolucionará negativamente hasta diciembre (20,8%). En el cuarto trimestre, disminuyó el pesimismo de los empresarios respecto al futuro inmediato (desde el 21,4% del tercer trimestre al 20,8% en el cuarto), al tiempo que aumentaron, desde el 57,6% al 59,7%, los que opinan que su negocio marchará de manera normal. Andrés Velázquez [email protected]