Debido a las menores expectativas y a la peor valoración de la situación actual. La confianza del consumidor bajó 2,6 puntos en febrero en relación al mes anterior, hasta situarse en 99,7 puntos, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Los dos indicadores que componen el índice de la confianza del consumidor experimentaron descensos en febrero. En concreto, el indicador sobre situación actual retrocedió 2,9 puntos, hasta los 90,6 puntos, como consecuencia del comportamiento negativo de sus tres componentes (situación económica general, valoración del mercado laboral y situación de los hogares). Por su parte, el índice de expectativas de los consumidores se situó en febrero en 108,7 puntos, lo que supone 2,4 puntos menos que en el mes anterior, con una evolución negativa de sus tres componentes, especialmente la valoración que hacen los consumidores sobre la situación futura de la economía y sobre el mercado de trabajo. Con el descenso de febrero, la confianza de los consumidores encadena dos meses consecutivos de retrocesos y regresa a valores de octubre de 2017 tras perder la cota de los 100 puntos. Por encima de esta cifra, la percepción de los consumidores se considera positiva, mientras que por debajo se entiende como negativa. Andrés Velázquez [email protected]