Sin embargo, la facturación cayó un 3,6% y se situó en 11.725 millones. La cadena estadounidense de comida rápida McDonald's obtuvo en la primera mitad del año un beneficio neto de 2.609 millones de dólares (2.238 millones de euros), lo que equivale a un incremento de un 17,6% respecto al primer semestre de 2016. La cifra de negocio, por su parte, cayó un 3,6% durante los seis primeros meses del ejercicio y se situó en 11.725 millones de dólares (10.057 millones de euros), recoge ABC. El presidente y consejero delegado de la compañía, Steve Easterbrook, comentó al respecto que el resultado de las cuentas trimestrales refleja el «compromiso incansable de McDonald's de dirigir grandes restaurantes y mantener, siempre, al cliente en el centro de todo lo que se hace, lo que genera fortaleza al negocio». La comida basura -bueno, rápida- goza de buena salud. Andrés Velázquez [email protected]