Como consecuencia de la ampliación del superávit de bienes y servicios, y por la reducción del déficit de la balanza de rentas primarias y secundarias. La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de alrededor de 4.700 millones de euros hasta julio, frente al déficit de 1.300 millones del mismo periodo del 2014, según datos del Banco de España. De esta forma, la balanza de pagos se mantiene, por segundo mes consecutivo, en signo positivo después de haber cerrado los primeros cinco meses del año con un déficit por cuenta corriente de 900 millones de euros. Hasta el mes de junio, registró un superávit de 500 millones de euros. Sólo en el mes de julio, se registró un superávit de 3.000 millones de euros, frente a los 1.800 millones de euros del mismo periodo de 2014. Este resultado es consecuencia, principalmente, de ampliación del superávit de bienes y servicios, y por la reducción del déficit de la balanza de rentas primarias y secundarias. En el caso de bienes y servicios, las estimaciones muestran que el aumento de los ingresos fue superior al que mostraron los pagos, con un 10,4% y 9,9%, en tasas interanuales, respectivamente. José Ángel Gutiérrez [email protected]