La cuenta de resultados de la entidad vasca presenta un rumboso beneficio… gracias a menores provisiones. Kutxabank está forzando la máquina, a tenor de los resultados publicados este jueves. Y es que mientras todos los márgenes han bajado en los nueve primeros meses, el beneficio ha subido. Donde peor le va es en el margen de intereses -el del negocio puro bancario-, que ha caído un 10,1%, hasta los 420,5 millones, y también han bajado las comisiones (-4,5%) a 257,4 millones, llevando así el margen de clientes hasta los 577,9 millones (-8,1%). Por su parte, el margen bruto se ha situado en 886,4 millones (-4,4%) y el margen de explotación en 359,9 millones (-1,1%) por los menores gastos de administración. La entidad vasca ha presentado un rumboso beneficio de 190,3 millones ( 20,7% respecto al mismo periodo de 2015), gracias a menores provisiones (-51,1%). Pero las cifras reflejan que la política de su presidente, Gregorio Villalabeitia, de beneficio a toda costa, es muy mala y se está forzando el dividendo, a pesar de que el ratio de morosidad continúa bajando (está en el 7,16%). Cristina Martín [email protected]