En doce países, entre ellos España (-0,7%), la tasa interanual sigue en negativo La inflación anual en la UE y en la zona euro fue del 0,0% en abril, en los dos casos con un ligero incremento respecto del -0,1% de marzo. Los precios, por tanto, permanecen planos, según Eurostat, la oficina estadística europea, después de cuatro meses de caídas. Un año antes, en abril de 2014, la inflación se situaba en el 0,7% en la eurozona y en el 0,8% en la UE. El dato se ajusta a las pretensiones del BCE (un 0% hasta otoño), aunque quiere que avance en torno al 2% a medio plazo. Fue esa razón, la tendencia bajista, la que esgrimió para comprar deuda soberana en marzo. Vano afán, inyectar liquidez para que los precios suban cuando los datos muestran, paralelamente, una ralentización de la economía europea. En 12 Estados miembros de la UE, la tasa de variación interanual de los precios siguió en negativo en abril. Las más bajas eran las de Grecia (-1,8%), Chipre (-1,7%), Bulgaria, Polonia (ambas con -0,9%), España y Eslovenia (con -0,7% en los dos casos). La inflación subyacente, que excluye a los componentes más volátiles como la comida no procesada y la energía, subieron un 0,2% en el mes, hasta el 0,7% interanual. Por otro lado, Eurostat ha informado también de que el superávit comercial no ajustado subió de 16.100 a 23.400 millones de euros en marzo, mientras las exportaciones subieron un 11% y las importaciones, un 7%. Andrés Velázquez [email protected]