La gran pregunta actual del negocio, quizás la pregunta de siempre: bajar precios o subir calidad. El grupo francés de distribución Carrefour anunció este jueves que su beneficio neto ajustado se situó en el primer semestre en 235 millones de euros, un 0,6 % más que en el mismo periodo del año anterior, recoge Efe. Magro beneficio. El resultado bruto operativo (Ebitda) avanzó un 3,4 %, hasta los 1.448 millones de euros, mientras que el resultado operativo corriente (ROC) creció un 5,3 % a tasas de cambio constantes y cayó un 2,8 % al tipo de cambio corriente, empujado por la estabilización de su actividad en Europa y su buena dinámica en Brasil. Su facturación alcanzó los 40.552 millones, un 2,9 % más a tasas de cambio constantes y un 4,2 % menos al tipo de cambio corriente. El grupo detalló en su comunicado que su cifra de negocios en Europa ha resistido en un entorno de consumo "más difícil, marcado principalmente por una meteorología desfavorable", mientras que en los países emergentes ha registrado un fuerte crecimiento, impulsado por Iberoamérica y Taiwán. La facturación en Europa apenas reculó un 0,3 %, mientras que en los emergentes anotó un avance del 10,1 %. Por países, las ventas en Francia cayeron un 2,4 % a tasas de cambio corrientes y un 0,9 % en constantes, mientras que en España, donde registró 4.129 millones, se dieron aumentos respectivos del 0,3 y del 1,8 %. En Hispanoamérica, con 7.234 millones, las ventas cayeron un 11,3 % en el primer caso y avanzaron un 17,8 % en el segundo, y solo en Brasil (5.619 millones) hubo una caída de 6,8 % en tasas de cambio corrientes y un avance del 15,9 % en términos constantes. Al final, las grandes superficies se debaten en la gran pregunta actual del negocio, quizás la pregunta de siempre: bajar precios o subir calidad. José Ángel Gutiérrez [email protected]