Las acciones de la cadena textil sueca caen un 13% debido a la bajada de la facturación (-4,3%). Hennes & Mauritz (H&M) ha pagado el pato en bolsa, pues sus acciones han caído un 13%. Y dicho pato no es otro que las menores ventas de su cuarto trimestre -septiembre a noviembre-: han bajado un 4,3%, hasta unos 5.880 millones de euros, y además han sido inferiores a las esperadas. A la vista de esto, la cadena textil sueca ha decidido pasar a la acción: acelerará su transformación, es decir, cerrará más tiendas y hará menos aperturas. Y todo para seguir integrando las tiendas físicas, que están viendo reducidas sus visitas, y las digitales, que siguen desarrollándose bien. Por su parte, el Ceo de H&M, Karl-Johan Persson, ha insistido en que el grupo "ha continuado creciendo durante el año". De hecho, la facturación del conjunto del ejercicio (diciembre de 2016 a noviembre de 2017) ha ascendido a 23.315 millones ( 4%), a pesar del descenso registrado en el cuarto trimestre. Cristina Martín [email protected]