Eso sí, aminora tras dispararse en abril ( 8,9%), mientras en el país germano vive su mayor bajada desde agosto de 2014. España tiene razones para estar contenta, ya que ha salido vencedora en una pequeña 'batalla' frente a Alemania. Y es que le ha ganado la partida en producción industrial, pues una ha subido un 4% y la otra ha caído un 1,3% en mayo. Eso sí, como saben, la española ha aminorado su marcha al crecer 'sólo' un 4%, ya que en abril se disparó un 8,9% -su mayor aumento interanual en ocho años-. Mientras, en el país germano, el indicador ha vivido su mayor bajada desde agosto de 2014, a pesar de que en abril subió un 0,5%. Andrés Velázquez [email protected]