El Ebitda ascendió a 87,9 millones de euros, un 65,2% más. Ence Energía y Celulosa obtuvo un beneficio neto atribuible de 31,5 millones de euros en el primer semestre, el triple que en el mismo periodo del año anterior, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra de negocio de la compañía ascendió a 341,8 millones de euros hasta junio, lo que supone un incremento del 18,2% respecto a los 289,2 millones alcanzados en el mismo periodo de 2016. Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 87,9 millones de euros, un 65,2% más que en la primera mitad de 2016. En concreto, el negocio de celulosa ha mejorado debido a la reducción del 6,6% en el coste de producción, hasta los 25 euros por tonelada, al incremento del 7,2% en el volumen de toneladas vendidas y a la recuperación de un 1,5% del precio medio de venta. Por su parte, el crecimiento en el negocio de energía responde a la contribución de las dos plantas de biomasa que la empresa adquirió en diciembre, cuya evolución "progresa en línea" con el objetivo de alcanzar un Ebitda de 7,5 millones de euros en el conjunto del año, frente a los 5,5 millones de 2016. Según la compañía, estos resultados ponen de manifiesto la solidez de su modelo de negocio y el éxito en la ejecución de su Plan Estratégico 2016-2020, que contempla el aumento de capacidad en 30.000 toneladas en la fábrica de Pontevedra el próximo año y de 40.000 toneladas en 2019, así como la ampliación de 80.000 toneladas en la fábrica de Navia entre la segunda mitad de 2018 y la primera de 2019. Por otro lado, en el negocio de energía se ha puesto ya en marcha el proyecto para la construcción de una nueva planta de generación con biomasa de 40 megavatios en Huelva, cuyas obras comenzarán en el cuarto trimestre para que la planta esté operativa durante la segunda mitad de 2019. Andrés Velázquez [email protected]