Ha colocado con éxito 4.640 millones, con una demanda de 9.300 millones de euros. El Tesoro se ha estrenado con éxito en la primera subasta de enero y del año, en la que ha colocado 4.640 millones de bonos y obligaciones, con una demanda (9.300 millones) que ha duplicado prácticamente la oferta. La rentabilidad ofrecida, no obstante, ha sido más alta en los bonos a cinco años (0,367% frente al 0,301% del 7 de diciembre) y diez años (1,536% frente a 1,492%), en los que se han colocados 960 y 1835 millones, respectivamente. En bonos a 30 años, la colocación ha sido 1.040 millones de euros, al mismo tipo, prácticamente, que la subasta anterior, en octubre (2,848% frente a 2,883%). En obligaciones a 15 años, se han colocado 800 millones de euros, con un tipo del 0,515% frente al 0,880 anterior, en julio. Andrés Velázquez [email protected]