Coloca 3.040 millones a tipos de interés negativos en la referencia a tres años. El Tesoro español parece que le está cogiendo el gustillo a los tipos negativos, es decir, a cobrar por colocar deuda. Pues no es la primera vez que lo consigue. Este jueves, ha colocado 3.040 millones de deuda a medio y largo plazo, a tipos de interés negativos en la referencia a tres años y tipos muy bajos en las emisiones a cinco y 13 años. En los bonos con vencimiento a tres años, referenciados a la inflación, el Tesoro colocó 530 millones de euros, a un tipo marginal del -0,337 por ciento, frente al -0,080 por ciento de la subasta anterior de febrero. En la referencia a cinco años, con un cupón de 0,75 por ciento, se colocaron 1.384 millones de euros, con un tipo marginal del 0,175 por ciento frente al 0,238 por ciento previo. Por último, en las obligaciones con vida residual de 13 años y cupón del 6,0 por ciento, se colocaron 1.126 millones, con un tipo marginal del 1,262 por ciento. En cuanto a la prima de riesgo, se situaba en los 111 puntos y una rentabilidad del 1,07%. Andrés Velázquez [email protected]