El organismo ha colocado 4.463 millones de euros en la subasta de deuda a medio y largo plazo de este jueves El Tesoro Público ha colocado 4.463 millones de euros en la subasta de deuda a medio y largo plazo de este jueves. Lo más destacado es que ha situado el interés marginal de los bonos a 5 años ligados a la inflación europea en negativo por primera vez en la historia, lo que significa que el organismo cobra a los inversores por esta referencia. Se recordará que recientemente, el Tesoro ha llegado a cobrar por emitir deuda, así que siguen las buenas noticias para el organismo. En concreto, el Tesoro ha colocado 885 millones en los bonos a cinco años ligados a la inflación europea, con vida hasta el 30 de noviembre de 2019. En concreto, el tipo marginal ha pasado del 0,187% al -0,25%. Además, el organismo ha vendido 1.182 millones en obligaciones a 10 años. En este caso, el tipo marginal ha subido de forma notable al pasar del 1,289% de la subasta de abril al 1,893% actual, en línea con la rentabilidad del bono en el mercado secundario. El grueso de la subasta, no obstante, ha sido en bonos a 3 años, con vencimiento a 31 de octubre de 2017. El Tesoro ha vendido 2.396 millones de euros con el interés marginal que ha subido ligeramente y ha pasado del 0,156% al 0,207%. Respecto a la prima de riesgo, se situaba en los 123 puntos y una rentabilidad del 1,96%. José Angel Gutiérrez [email protected]