El objetivo para esta subasta era vender entre 3.250 y 4.750 millones de euros. El Tesoro Público español adjudicó el jueves 3.868 millones de euros en deuda a medio y largo plazo, a tipos más bajos. El objetivo para esta subasta era colocar entre 3.250 y 4.750 millones de euros. En bonos a 9 años se colocaron 505 millones de euros, con peticiones por 1.290 millones, a un tipo marginal del 0,331 por ciento, frente al 1,222 por ciento de la última emisión. En bonos a cinco años, se colocaron 1.255 millones de euros, con peticiones por 3.270 millones, a un tipo marginal del 0,447 por ciento, frente al 0,576 por ciento de la última emisión. En obligaciones a 10 años, con cupón del 2,15 por ciento, se vendieron 1.101 millones de euros, con peticiones por 2.881 millones, a un tipo marginal del 1,477 por ciento, frente al 1,754 por ciento de la subasta anterior. A 15 años, con cupón del 1,95 por ciento, el Tesoro colocó 1.007 millones de euros, frente a solicitudes por 1.607 millones, a un tipo marginal del 2,019 por ciento, frente al 2,311 por ciento de la última subasta. En cuanto a la prima de riesgo, cuando estas letras se escriben se situaba en los 100,68 puntos y una rentabilidad del 2,19%. Andrés Velázquez [email protected]