Ha alcanzado la magnitud 7,3 en la escala de Richter. Como las desgracias nunca vienen solas, más de 400 personas han muerto y miles han resultado heridas en Irán e Irak -países con problemas de violencia terrorista- a causa de un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter que ocurrió en la noche del domingo en la frontera entre ambos países. El país con mayor número de víctimas, hasta el momento, ha sido Irán, donde las autoridades sanitarias han informado de 328 fallecidos y más de 5.300 heridos, según la agencia de noticias ISNA. En Irak, por su parte, el temblor ha dejado siete muertos en el Kurdistán, según responsables locales citados por AFP, y más de 300 heridos, recoge RTVE. El seísmo se sintió en las capitales de ambos países y en otros Estados, como Turquía, Kuwait e Israel. Andrés Velázquez [email protected]