Y este año, la subida ha sido de un 3,5%. La recuperación económica cada vez es más visible en el mercado español. Concretamente en el sector inmobiliario se han registrado diferentes síntomas que ratifican este crecimiento, como son la demanda de viviendas, la contratación de hipotecas y el aumento de consumidores interesados, informa T4 Franquicias. Esta recuperación repercute de manera directa en el valor de las viviendas que han venido registrando un paulatino, pero notable incremento de precio en los últimos meses. Al ritmo actual, el precio de los inmuebles se prevé que suba hasta 2019. Muestra de ello es el alza que ha experimentado este año de un 3,5%. Mientras que, para el 2018 se prevé un 4,4% y en 2019 hasta un 4,6%. Revalorización inmobiliaria que se mantendrá sino en su totalidad, sí en buena parte. Tal y como apuntan los datos proporcionados por el Anuario Estadístico del Mercado Inmobiliario Español, los niveles de stock irán descendiendo de manera gradual. En este sentido, se prevé que antes de 2021 los inmuebles de las zonas más solicitadas como las áreas metropolitanas (43%) y las zonas costeras de mayor demanda (17%) lleguen a estar bajo mínimos. Este informe, que también estudia el stock de vivienda disponible, puntualiza la oferta de vivienda 'a la venta' en España, que alcanza los 1,3 millones de inmuebles. Siendo cerca de 391.000 viviendas de obra nueva, unos 128.000 a cargo de la banca y otros 263.000 en manos de promotoras. "Hemos detectado, en los últimos meses, un importante incremento en el número de ventas de viviendas y prevemos que se mantenga pues, actualmente la totalidad de los indicadores se mueven en plano positivo", declara Luis Gualtieri, Fundador de Oi Realtor, quien añade, "tenemos por delante un mínimo de tres años de bonanza. Principalmente la confianza del consumidor, la venta de viviendas y la contratación de hipotecas son los tres grandes pilares de esta recuperación inmobiliaria". Andrés Velázquez [email protected]