Cerrará 47 sucursales de las 165 que tiene en el país. En total, el ajuste de Banco Popular Portugal supone una reducción del 25% de su negocio, aproximadamente. El plan afectará a 47 oficinas y 295 empleados, que se unen al ajuste global planteado por la entidad y que supondrá la salida de 2.592 trabajadores. Según el banco, esto le permitirá ahorrar unos 175 ó 200 millones de euros anuales. Pablo Ferrer [email protected]