En términos mensuales, el IPC no experimentó variación en marzo respecto al mes anterior. Pequeño respiro para los bolsillos. El Índice de Precios de Consumo (IPC) recortó siete décimas su tasa interanual, hasta el 2,3%, registrando su primer descenso en siete meses, según los datos definitivos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El organismo estadístico, que confirma de este modo el dato interanual avanzado a finales del mes pasado, ha explicado que en el comportamiento de la tasa interanual del IPC de marzo ha destacado la bajada de los precios de la electricidad y de los carburantes, frente a la subida que experimentaron en igual mes de 2016. En términos mensuales, el IPC no experimentó variación en marzo respecto al mes anterior. En el tercer mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) rebajó nueve décimas su tasa interanual, hasta el 2,1%, al tiempo que la variación mensual se situó en el 1,1%. La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó una décima en marzo, hasta el 0,9%, situándose 1,4 puntos por debajo de la tasa general del IPC. Andrés Velázquez [email protected]