Aun así, la multinacional surcoreana prevé un beneficio operativo récord en el tercer trimestre. El consejero delegado y vicepresidente de Samsung Electronics, Oh-Hyun Kwon, ha anunciado su intención de abandonar el cargo y no buscar su reelección cuando expire su actual mandato el próximo mes de marzo. La dimisión de Kwon, que desde el encarcelamiento de Lee Jae Yong, nieto del fundador de la compañía, el pasado verano, era la cara visible de Samsung, implica la completa renovación de la cúpula directiva del fabricante tecnológico. En una carta remitida a los empleados de Samsung, Kwon ha expresado la necesidad de acometer una renovación en el liderazgo de la multinacional. "Dado que nos enfrentamos a una crisis sin precedentes, creo que ha llegado el momento de que la compañía comience de nuevo, con un espíritu nuevo y un liderazgo joven que responda mejor a los retos que presenta la rápidamente cambiante industria tecnológica", indicó. Aun así, la multinacional surcoreana prevé lograr un beneficio operativo récord en el tercer trimestre, cuando espera ganar 14,5 billones de wones (10.873 millones de euros). Andrés Velázquez [email protected]