Y es clave en la facturación de los bares. Solo hay que esperar que no repercuta sobre el vino, un producto del que España es el principal productor del mundo. Andrés Velázquez [email protected]