Grupos vinculados a los Hermanos Musulmanes tienen como objetivo mostrar la imagen de un país desestabilizadoEn Egipto, los cristianos siguen sufriendo persecución por el hecho de serlo a manos de los yihadistas. La Agencia Fides informa de que al menos hay tres cristianos coptos -hasta un niño de 10 años- entre las víctimas de los enfrentamientos que estallaron en El Cairo y otras ciudades egipcias con motivo de la conmemoración del cuarto aniversario de la sublevación que el 25 de enero de 2011 causó el final del largo régimen del presidente Hosni Mubarak.

Las fuentes locales consultadas por la Agencia Fides añaden que, durante los disturbios, se disparó contra la iglesia de San Rafael Arcángel, en el distrito de Maadi. Mientras que en otras zonas urbanas, como Beni Suef, las fuerzas de seguridad han cerrado las calles alrededor de las iglesias para evitar posibles ataques de bandas islamistas.

La cifra oficial publicada por los medios de comunicación egipcios habla de 18 muertos y más de cincuenta heridos. "En gran parte -confirma a Fides Anba Antonios Aziz Mina, obispo copto católico de Guizeh- los enfrentamientos han sido entre la policía y grupos vinculados a los Hermanos Musulmanes, que tienen como objeto mostrar la imagen de un Egipto que sigue desestabilizado".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]