Han sido detenidos junto a tres presuntos narcotraficantes, un colombiano y dos dominicanos. Lamentable la noticia conocida hoy jueves aunque, como siempre, habrá que esperar a que la justicia sentencie. Un sargento y un cabo de la Guardia Civil han sido detenidos junto a tres presuntos narcotraficantes, un colombiano y dos dominicanos, por supuesto tráfico drogas en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde los dos primeros estaban destinados. Los arrestos tuvieron lugar el viernes pasado al ser interceptada una partida de cocaína que, al parecer, llevaba el ciudadano colombiano, han informado a Efe fuentes de la investigación. La operación, llevada a cabo por el departamento de Asuntos Internos de la Guardia Civil, sigue abierta para determinar en cuántas operaciones de tráfico de drogas han podido estar implicados los detenidos. Noticias así pueden manchar el nombre de la Guarda Civil, algo que deberían saber los implicados. No obstante, el prestigio de la Benemérita sigue vigente en España por sus exitosos y desinteresados servicios a los ciudadanos. José Ángel Gutiérrez [email protected]