El desempleo es el principal quebradero de cabeza para el 79,8%. El yihadismo se cuela entre los principales problemas. El CIS elaboraba su última encuesta sobre las dolencias de los españoles en plena campaña electoral, a mediados de diciembre, mientras se debatía precisamente sobre dos de sus principales tormentos: la situación económica y la situación política. Las dos aumentan, según el último barómetro. El paro es la principal preocupación para el 79,8% de los españoles -2,3 puntos más que en noviembre-,  la corrupción política la segunda, para el 38,8% -aunque desciende 1,3 puntos, desde el máximo anterior del 40,1%-, y la tercera, la situación económica, que también repunta, cuatro décimas, hasta el 24,4%. Y todo eso se completa con que el 63,1% de la población considera que la situación política es mala o muy mala y sólo un 6% considera que es buena. Mal panorama. Otra de las novedades del barómetro del CIS es que ya se cuela entre las principales preocupaciones, aunque en octavo lugar, el terrorismo internacional, un eufemismo del yihadismo musulmán. No es de extrañar por la psicosis desatada tras los atentados de París. El resto de las preocupaciones siguen siendo las mismas: la que generan los políticos y los partidos (14,8% frente al 20,4 de noviembre), la situación de la sanidad o la educación, que repiten respecto al mes anterior (11,9% y 9,7%), y entre ellas, los problemas sociales, que suben del 11% al 11,8%. Entre las dos últimas grandes preocupaciones aparecen las relacionadas con la calidad del empleo y la inmigración, con igual porcentaje, el 3,8%. El proceso soberanista catalán (3,4%) y los recortes, que antes estaban entre los principales problemas, pasan a los puestos once y doce. Mariano Tomás [email protected]