La Generalitat declara desierto el concurso. La Generalitat ha declarado desierto el concurso para distribuir la publicidad institucional del referéndum del 1 de octubre (1-O) a los medios de comunicación. Ninguna agencia se ha atrevido a asumir un contrato de más de 2,7 millones de euros por las posibles consecuencias judiciales, informa Economía Digital. De las cuatro empresas invitadas al concurso, sólo dos presentaron ofertas, Carat y Focus Media, pero renunciaron al encargo al percatarse que se trataba de la campaña del referéndum. ¿Por qué será? Seguramente, porque podrían cometer un delito si aceptan el contrato. Andrés Velázquez [email protected]