Y recuerda a Quebec que, tras dos referéndums, ha sufrido la huida de empresas y de 100.000 jóvenes y la caída de la renta per cápita El Círculo de Empresarios apoya que el próximo Gobierno recurra, si fuese necesario, a la reforma de la Constitución para evitar que Cataluña se separe de España porque, asegura, la ruptura sería "dramática" para ambas partes. Se trata de la primera de una batería de propuestas incluida en la carta a los futuros legisladores y gobernantes elaborada y presentada por la institución de la mano de su presidente, Javier Vega de Seoane. El Círculo de Empresarios dice que "es urgente eliminar la incertidumbre política que pueda lastrar la recuperación económica y la convivencia social" y precisa que "para ello es imprescindible un gobierno estable que represente una mayoría capaz de fortalecer el Estado de Derecho, de garantizar la unidad de España y de acometer una profunda reforma política, particularmente de su articulación territorial". "Si fuera necesario para conseguir esos fines, no debe excluirse una reforma de la Constitución", apostilla el documento. Para el Círculo de Empresarios hay mucho en juego en medio del desafío catalanista. La organización compara la situación con la de la provincia canadiense de Quebec, que celebró sendos referéndum en 1980 y 1995, y que desde entonces ha sufrido la huida de empresas, de 100.000 jóvenes y una caída de su renta per cápita. Dentro de esa comparativa, los empresarios creen que esto es lo que le deparará a Cataluña si se prolonga el actual pulso. Andrés Velázquez [email protected]