Asimismo adquiere una participación minoritaria en Cosmef WM, del mismo grupo y tamaño que Rifer. Parece que Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) quiere ser más que un fabricante de trenes. Y es que acaba de comprar la italiana Rifer para reforzarse en su cartera de servicios, concretamente en el mantenimiento a nivel internacional. La operación ha sido llevada a cabo por CAF Miira -unidad de negocio de diseño y fabricación de ruedas, ejes, reductores, ejes montados completos y enganches para el vehículo ferroviario-, aunque no ha transcendido el importe. Busca posicionarse en los mercados italiano y centroeuropeo, sentando "las bases para que el Grupo CAF entre en el negocio de la prestación de servicios de mantenimiento de eje montado a nivel internacional", según ha explicado la compañía. Asimimismo, CAF Miira ha adquirido una participación minoritaria en Cosmef WM, que pertenece al mismo grupo y tiene el mismo tamaño que Rifer, pero se dedica al mantenimiento pesado de vagón. Cristina Martín [email protected]