Además recuerda que "la Administración asumió una responsabilidad patrimonial en la licitación"

Sorprendentes declaraciones Salvador Alemany al diario El Economista, si tenemos en cuenta que Abertis, la empresa que preside, no es precisamente un actor cualquiera en las concesiones de autopistas, en general, aunque está afectada en pequeña medida por las radiales en quiebra y la solución que propone el Ministerio de Fomento para su rescate, evitando su liquidación.

Según Alemany, en este caso "no existe ningún tipo de inseguridad jurídica". Y a continuación da un toque de atención sobre las responsabilidades asumidas. "Es un proyecto -señala- donde el inversor se ha equivocado y ha perdido su dinero al pensar que la economía iría bien toda la vida y que el tráfico nunca dejaría de crecer a un ritmo elevado". Y a renglón seguido, exclama: "¡Qué cada palo aguante su vela! Porque la Administración también asumió una responsabilidad patrimonial en la licitación".

Según Alemany, "la única cosa que legitima el beneficio es que cuando te equivocas, pierdes. No podemos crear una sociedad donde el beneficio es individual y las pérdidas se socializan. En el caso de las radiales, sólo el tema de las expropiaciones de los terrenos presenta alguna duda de responsabilidad que, en mi opinión, no es privada".

Como ya hemos contado en Hispanidad, la ministra Ana Pastor es ahora quien suplica a la banca española que evite la liquidación de las autopistas quebradas. Lo señaló después de que Seopan calculara en 8.000 millones de euros la Responsabilidad Patrimonial de la Administración a la que tendría que hacer frente el Estado. Y mientras, lo que la banca exige es un bono a 30 años con una rentabilidad próxima al 3%, no una rentabilidad inferior. Pero, claro, eso aumentaría el gasto para el Estado, cuando la ministra ha dicho varias veces, que las radiales no costarán "ni un euro a los españoles".

Rafael Esparza

[email protected]