Después de dos horas de incertidumbre, la policía de Londres ha reabierto las estaciones de metro de Oxford Circus y Bond Street. El supuesto incidente con disparos no había sido un atentado terrorista. Es más, las fueras del orden ni siquiera han podido constatar que hubiera disparos o un tirador. Andrés Velázquez [email protected]