Y los ingresos del consorcio aeronáutico europeo crecieron sólo un 1% en el primer trimestre del año. Las cuentas del primer trimestre de Airbus han deparado una reducción del 50% en el beneficio neto del grupo, hasta los 399 millones de euros. Los ingresos del consorcio aeronáutico europeo crecieron sólo un 1% en el primer trimestre del año, hasta los 12.183 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (bbitda) se redujo también a la mitad, hasta los 874 millones. La propia compañía ha reconocido además los problemas derivados del retraso en los plazos de entrega de sus modelos, como el Airbus A400M. Su consejero delegado, Tom Enders, ha señalado en este sentido que 2016 será un año de "retos" y ha explicado que las entregas, el efectivo y las ganancias del grupo se concentrarán en la parte final del año. Los analistas, por su parte, destacan los problemas de caja que podrían provocar los retrasos en las entregas de Airbus. La compañía mantiene sus previsiones para el conjunto del año, a la espera de confirmar la mejora prevista para los últimos meses. Su objetivo pasa por tanto por entregar un total de 650 aviones en 2016, 15 más que en el ejercicio anterior. Andrés Velázquez [email protected]