Un importe que destinará a "necesidades generales". ¿Estará entre ellas el cambio de motores del A400M? Este viernes, Airbus puede levantar aún más el vuelo, tras vender el 23,6% que aún tenía en Dassault Aviation y embolsarse 2.379 millones de euros. Una desinversión que empezó el año pasado, cuando el gigante europeo vendió otro 18,75% del fabricante francés de aviones civiles y militares por 1.700 millones, debido a falta de sinergia. El importe se destinará a "necesidades generales", según ha informado Airbus. Cabe preguntarse si entre estas necesidades estará el cambio de motores del A400M, que se comenzará a realizar en septiembre, tras detectarse fallos. Un proyecto que acumula fallos, retrasos y ya ha superado en 7.000 millones de euros el presupuesto inicial (20.000 millones). Airbus ha logrado vender su participación en Dassault Aviation antes de que acabase el año, tal y como quería. Todo ello tan sólo unos días después de que le saliera un nuevo competidor, pues Rusia ha presentado el avión de pasajeros MC-21 para tutear a Airbus y a Boeing, y sin olvidar la guerra civil que se vive en su seno, donde alemanes y franceses se pelean entre ellos y se alían contra los españoles. Cristina Martín [email protected]