"Queremos acabar con las ayudas desmedidas a los inmigrantes", señaló en Vitoria. Santiago Abascal ha explicado en Vitoria que VOX quiere crear una oficia Anti-fraude "que evite los sangrantes casos" que se dan actualmente en Álava de personas que cobran dos o más veces las ayudas sociales, o incluso beneficiarios que ya no viven en el País Vasco y siguen percibiendo estas ayudas: "Los alaveses han observado como el Gobierno nacionalista vasco da ayudas desmedidas a personas de otros países y ha descuidado otras ayudas a personas que han cotizado durante toda su vida". El presidente de VOX ha recordado lo que ocurre en otros países de Europa cuanto el Estado deja de lado a sus ciudadanos y favorece solo a determinados grupos: "El efecto llamada es terrible y ya produjo en el resto de Europa afluencia masiva de personas que no aceptan nuestra cultura y que se ha convertido en un problema gravísimo para nuestra seguridad y libertades. En el resto de Europa han empezado a reaccionar, es hora de que nosotros también lo hagamos". VOX propone un nuevo modelo de ayudas sociales basado en un riguroso control del fraude y del destino de las ayudas a los que realmente lo necesitan. "Consideramos que las ayudas sociales deben cumplir su finalidad y no deben convertirse en un modo de vida. Debemos evitar el efecto llamada y el fomento del fraude que la mala aplicación de estas ayudas supone". Santiago Abascal ha terminado señalando: "Es inaceptable que los inmigrantes reciban ayudas desmedidas y los ciudadanos nacionales no tengan aún, por ejemplo, ayudas para la salud dental". Andrés Velázquez [email protected]