La filial de la firma estadounidense es la tercera en prendas y calzado deportivo, tras Adidas y Asics. Parece que a Nike no le va muy bien eso de vender sólo la imagen de marca en España, pues ha facturado 46,9 millones de euros, su nivel más bajo desde 2002. Una cifra que, además, es un 2% inferior a la de 2015 y encadena ya cinco años consecutivos de caídas de ventas, según informa Crónica Global. De esta manera, la filial de la firma estadounidense ocupa el tercer puesto en prendas y calzado deportivo, tras Adidas y Asics. En concreto, la de la multinacional alemana ha facturado 350 millones y la de la japonesa, 70 millones. Cristina Martín [email protected]