La historia se repite. Ocurrió lo mismo con la privatización de la gestión sanitaria en Madrid: la izquierda, apoyada por un juez, consiguió pararlo.   Luego vino otra instancia judicial superior que permitía seguir adelante, pero ya el presidente Ignacio González había arrojado la toalla. Ahora, cuando el Gobierno de la Comunidad de Madrid ya había renunciado a privatizar el Canal de Isabel II, va el Tribunal Constitucional y desestima el recurso de la oposición de izquierdas contra la privatización. Andrés Velázquez [email protected]