viernes, 19 enero 2018 Número de edición: 5349
Inicio > Confidencial > Popular. Lágrimas de cocodrilo de Restoy: el hombre que colocó a Saracho se desmarca de la intervención

Popular. Lágrimas de cocodrilo de Restoy: el hombre que colocó a Saracho se desmarca de la intervención

Popular. Lágrimas de cocodrilo de Restoy: el hombre que colocó a Saracho se desmarca de la intervención
  • Y el hombre que pedía a los inspectores mano dura con el Popular asegura que el Banco de España le ayudó todo lo que pudo durante su etapa como subgobernador.
  • El exvicepresidente de la CNMV, hoy crecido en el BPI, se guarda la espalda: la OPS de Bankia fue estupenda.
  • Y puñaladita a Guindos: hay que reformar las rurales.
  • Curiosamente, él no sacó adelante la reforma que anunció en la Menéndez Pelayo y que consistía en convertir en bancos a las rurales por la fuerza… del supervisor.

Con Fernando Restoy (en la imagen) se hace realidad lo que dicen los argentinos de sí mismos: el mejor negocio consiste en comprarnos por lo que valemos y vendernos por lo que creemos que valemos.

El caso es que Restoy ha comparecido este miércoles en la Comisión del Congreso que investiga la crisis financiera y el rescate bancario, y no ha desaprovechado la ocasión para desmarcarse de la intervención del Banco Popular. Un Banco Popular que él, personalmente, no se cansó de ‘perseguir’ mientras fue subgobernador del Banco de España. Al Popular, ni agua, les decía a los inspectores destinados al ‘Popu’.

Recuerden, además, que fue Restoy quien nombró a Emilio Saracho después de vetar a Manolo Pizarro, que era quien tenía más posibilidades de sustituir a Ángel Ron.

Ahora resulta, en boca de Restoy, que el Banco de España ayudó todo lo que pudo al Popular mientras él fue subgobernador. Incluso, ha admitido, por la cuenta que le trae, que la última ampliación del Popular -2.505 millones en junio de 2016- se realizó con la máxima transparencia y gracias a que el supervisor “empujó” a la entidad para que la llevara a cabo. Una ampliación que ha calificado como la “menos glamourosa de la historia” porque se destinó exclusivamente para mejorar los ratios de cobertura.

El que también fuera vicepresidente de la CNMV, hoy crecido en el Financial Stability Institute, dependiente del Banco de Pagos Internacionales (BPI), ha asegurado que la salida a bolsa de Bankia fue estupenda y que el papel de la CNMV fue intachable, por supuesto. “Ni el marco normativo vigente, ni el folleto de Bankia hubieran permitido justificar una oposición de la CNMV que cumplió de forma profesional su gestión”, ha explicado.

No podía faltar la puñaladita a Luis de Guindos. “Creo que procede profundizar en la reforma del sector cooperativas, tal y como el Banco de España viene proponiendo desde hace tiempo”, ha señalado. Curioso, porque fue él quien anunció esa reforma en la Universidad Menéndez Pelayo después de que el ministro se lo encargara. Una reforma, por cierto, que lo único que pretende es convertir en bancos a las rurales por la fuerza… del supervisor. Porque lo cierto es que el sector no quiere correr la misma suerte de las cajas de ahorros. Lógico.

Pablo Ferrer
pablo@hispanidad.com