lunes, 19 febrero 2018 Número de edición: 5370
Inicio > Confidencial > Podemos, sin disfraz por los escándalos de sus líderes, ensalza ahora al Santander

Podemos, sin disfraz por los escándalos de sus líderes, ensalza ahora al Santander

Podemos, sin disfraz por los escándalos de sus líderes, ensalza ahora al Santander

 

  • Además de en las redes sociales, la televisión -sobre todo La Sexta- parece que también buscan el beneplácito del banco más importante del país -que preside Ana Botín- pues no lo consideran “casta”. 
  • Los escándalos en Podemos empezaron con Pablo Iglesias y sus pagos en B a través de su productora. Para ‘lavarse las manos’ se fue de su junta en septiembre, pero el cambio se inscribió hace sólo unas semanas. 
  • El siguiente lío lo protagonizó Íñigo Errejón gracias a su contrato con la Universidad de Málaga, que acabó el pasado 16 de diciembre.
  • Pero como no hay dos sin tres, ahora se suma Juan Carlos Monedero: cobró 425.000 euros por asesorar a los gobiernos de Bolivia, Venezuela, Ecuador y Nicaragua, y además falseó su currículum. 
  • Han criticado a la “casta” por la corrupción, sin embargo ahora podrían ser prisioneros de sus palabras.

Parece que Podemos se va despojando de su disfraz, debido a los distintos escándalos que vienen protagonizando últimamente algunos de sus líderes. Y es que este partido ‘regenerador’ de la democracia ya no parece tan impoluto ni tan alejado de la corrupción como pretendía cuando se estrenó en política. He aquí un balance.

La formación que dirige Pablo Iglesias (en el medio de la imagen escoltado por Juan Carlos Monedero y por Íñigo Errejón) se puede decir que ha tenido un camino de rosas, hasta ahora. Llegó con una imagen distinta a lo conocido y le dijo al pueblo, hastiado de la clase política y de la corrupción, lo que quería oír, es decir, cargó las tintas contra la denominada “casta” una y otra vez. Pero quizá deberíamos recordar, como dice el refrán, que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.

Podemos también vendió la regeneración de la democracia a través de la participación del pueblo. Por todo esto y otras razones, logró un gran éxito en las pasadas elecciones europeas y consiguió sentarse en el Parlamento Europeo (PE).

2015 será un año clave, pues es 'multielectoral': elecciones adelantadas en Andalucía, comicios municipales y autonómicos en mayo, plebiscitarias en Cataluña el 27-S y quizá generales para poner la guinda al pastel a final de año o a comienzos de 2016. Por ello las encuestas están encima de la mesa día sí y día también, con resultados favorables a Podemos y además la victoria de Syriza en Grecia del pasado domingo les ha dado aún más alas.

Pero ¿qué ocurrirá si Iglesias llega a La Moncloa? Nadie lo sabe porque nadie conoce su programa, el cual se va desinflando: clamaron contra la deuda, defendieron una renta social para todos y después dijeron que era imposible ponerla en marcha… Su éxito actual podría darse la vuelta e Iglesias podría ser prisionero de su propia forma de hacer política. Podemos no es más que otro exponente del neocomunismo, es decir, pretende ganar el poder por la vía democrática y una vez conseguido, cargarse la democracia. Tal y como hicieron Hugo Chávez o Evo Morales, dos de sus grandes referentes.

Vayamos a los escándalos. Empezaron con Pablo Iglesias, como una especie de efecto contagio de los que sacudían a su novia, Tania Sánchez, de IU. Este recibía pagos en B, según desveló elEconomista, por producir, supuestamente, su programa La Tuerka en el Canal 33, pero en realidad eran unas comisiones por lograr un contrato entre el canal Hispan TV y el de Enrique Riobóo. Curiosamente la gente no se lo tomó mal, demostrando que Iglesias estaba en estado de gracia.

La treta se hizo a través de la asociación cultural sin ánimo de lucro Producciones Con Mano Izquierda (CMI), pero Iglesias quiso huir del escándalo saliendo de su junta el pasado septiembre, cambio que se inscribió el pasado 12 de enero, como informa este miércoles elEconomista. La razón es muy sencilla: Manos Limpias está a punto de presentar una querella por fraude fiscal y esto mancharía su blanca camisa.

El siguiente fue Íñigo Errejón, por su contrato con la Universidad de Málaga (UMA), que finalizó el pasado 16 de diciembre. En concreto, le contrató un colega de Podemos, Alberto Montero, para investigar en un proyecto sobre la desmercantilización de la vivienda en Andalucía por 1.825 euros brutos al mes, aunque apenas ha pisado dicha universidad desde que comenzara su contrato el pasado 17 de marzo.

Y como no hay dos sin tres, ahora las luces del escándalo se ciernen sobre Juan Carlos Monedero por los 425.000 euros que cobró por asesorar a los gobiernos de Bolivia, Venezuela, Ecuador y Nicaragua. Contratos que ya investiga Hacienda y que también serán objeto de una investigación ‘secreta’ por parte de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), pues su rector, José Carrillo, quiere evitar ruido a sus amigos de Podemos porque los puede necesitar de cara a su reelección. Pero el supuesto fraude de Monedero no es sólo cuestión de dinero, sino también de currículum, pues falseó información diciendo que fue profesor en universidades de Alemania y México.

Hasta aquí los escándalos conocidos por el momento, pero curiosamente han salpicado ya a las tres caras más visibles de Podemos. Es decir, que los nuevos en política parece que no son tan distintos de la “casta” contra la que cargan y parece que sus críticas al PP y al PSOE podrían volverse contra ellos. Aunque claro ellos se empeñan en decir que todo esto es sólo una anécdota frente al ‘caso Bárcenas’ e incluso podrían llegar a decir que se trata de un complot contra ellos. Tiempo al tiempo.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha señalado que “es deplorable el uso de sociedades profesionales para encubrir gastos que no son reales” en alusión al lío de Monedero. Pero no ha sido la única respuesta del Gobierno, “choca que Podemos se presente como un partido ajeno a la corrupción”, ha dicho la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, en Espejo Público.

Sin embargo, este miércoles llama sobre todo la atención que Podemos ensalce al Banco Santander. Lo ha hecho en un artículo escrito por el periodista John Carlin en El País, en el que afirman que “no todos los empresarios son iguales. Hay dos culturas empresariales. Una es casta; la otra quiere contribuir al bienestar social, como la familia Botín en el Banco Santander”. Esto no es ninguna cuestión baladí pues se sabe que su presidenta, Ana Botín, no apoya al PP como el resto del famoso Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC). 

Paralelamente, hay que hablar de que Podemos no sólo usa las redes sociales para hacer crecer su influencia, sino también sus apariciones en televisión, sobre todo en La Sexta</strong>. Destaca su presencia en la tertulia política La Sexta Noche o incluso que Iglesias y Errejón sean los protagonistas del anuncio de la nueva temporada de Salvados, el programa que conduce Jordi Évole.

Cristina Martín

cristina@hispanidad.com